Noticias

Share in Facebook

Diálogos en el Huerto.-Las Misiones pedagógicas y la labor cultural de la II República


Organizado por la Universidad de Murcia, su Museo y por la Asociación de pensionisa y jubilados de STERM-intersindical  y en colaboración con el Club Atalaya de Cieza y la Fundación los Álamos de JLP., tendrá lugar el jueves 29 de enero a las 20 horas en el Club Atalaya de Cieza.
Categoría: General
Enviado por: Domingo Mendez

El escritor y cantautor Vicente Palao, que ofrecerá un recital en recuerdo de todos aquellos que durante la Segunda República impulsaron unos de los proyectos cultures más interesantes de la historia de España: las Misiones Pedagógicas. Palao vendrá acompañado por el guitarrista Eduardo Piqueras y el violinista Raúl Carrión. El concierto dará comienzo a las 20.00 horas, con entrada libre hasta completar aforo

La actividad se enmarca dentro del programa de actos que se vienen desarrollando en toda la región con motivo de la Exposición sobre las Misiones Pedagógicas de la II República, patrocinada por el Patronato de la Residencia de Estudiantes de Madrid, que se puede visitar en el antiguo Cuartel de Artillería de la capital murciana. La presencia de esta muestra ha sido posible en nuestra región gracias a los esfuerzos de la Asociación de Pensionistas y Jubilados de STERM-Intersindical, y a la colaboración de la Universidad de Murcia (UMU).

 Las Misiones Pedagógicas fueron un proyecto de solidaridad cultural impulsado por el Gobierno de la Segunda República Española. Creadas en 1931 fueron desmanteladas tras la sublevación franquista. Convocados por Manuel Bartolomé Cossío, presidente del Patronato de este proyecto, se llegaron a reunir más de quinientos voluntarios de diverso origen: maestros, profesores, artistas, y jóvenes estudiantes e intelectuales. Entre ellos se encontraban: la filósofa María Zambrano, el dramaturgo Alejandro Casona, el cineasta José Val del Omar, el poeta Luis Cernuda, el pintor Ramón Gaya, el músico Eduardo Martínez Torner, y una nutrida infantería de entre la que más tarde saldrían los nombres de Rafael DiesteMaruja MalloDiego MarínAntonio Sánchez BarbudoPedro Pérez Clotet o la académicaCarmen Conde y su marido Antonio Oliver.

 Entre 1931 y 1936, la labor del Patronato (pese a los intentos de sabotaje durante el Bienio Negro), llegó a cerca de 7.000 pueblos y aldeas, a través de 196 circuitos de Misiones Pedagógicas, con la participación aproximada de 600 "misioneros". Hasta el 31 de marzo de 1937, se repartieron 5.522 bibliotecas, que en conjunto sumaban más de 600.000 libros. El Teatro y Coro realizó 286 actuaciones, y las Exposiciones Circulantes de Pintura del Museo del Pueblo, pudieron verse en 179 localidades.

 El objetivo era llevar la cultura hasta los lugares más recónditos de la geografía española, fundamentalmente a las zonas rurales, aisladas y abandonadas culturalmente. Como dijo Cossío, “Somos una escuela ambulante que quiere ir de pueblo en pueblo. Pero una escuela donde no hay libros de matrícula, donde no hay que aprender con lágrimas, donde no se pondrá a nadie de rodillas como en otro tiempo. Porque el gobierno de la República que nos envía, nos ha dicho que vengamos, ante todo, a las aldeas, a las más pobres, a las más escondidas y abandonadas, y que vengamos a enseñaros algo, algo que no sabéis por estar siempre tan solos y tan lejos de donde otros lo aprenden, y porque nadie hasta ahora ha venido a enseñároslo; pero que vengamos también, y lo primero, a divertiros".

tags: diálogos, educación, república