La satisfacción por el trabajo bien hecho se reflejaba en las caras de los 60 participantes procedentes de Bélgica, España, Francia y Turquía. Atrás quedaban ocho días de intenso esfuerzo e ilusión en las clases, conciertos, conferencias, talleres, concursos…