La sistémica en Mario Bunge

mario_bunge_noria_hoya_don_garcia_abaranBunge defiende que el mundo es un sistema de sistemas, es decir que toda cosa concreta (todo lo que existe) es un sistema o parte de algún sistema. Un sistema es, en efecto, un objeto complejo estructurado, cuyas partes están relacionadas entre sí por medio de vínculos (estructura) pertenecientes a un nivel determinado. La composición de un sistema es la colección de sus partes (protones, neutrones y electrones en el sistema atómico; personas, empresas, clubes y círculo de amigos en el sistema social) y se las llama componentes. El entorno es la colección de cosas que modifican a los componentes del sistema o que resultan modificados por ellos, pero que no pertenecen a la composición. La estructura es la colección de relaciones o vínculos que establecen los componentes. Los vínculos que se dan entre los componentes de un sistema constituyen la endoestructura, mientras que los establecidos entre los componentes y elementos del entorno conforman la exoestructura del sistema. El mecanismo es la colección de procesos que se dan dentro de un sistema y que lo hacen cambiar en algún aspecto (el mecanismo de radiación electromagnética de un átomo es un proceso en el que un electrón cambia de estado de energía, el comercio es un mecanismo económico de los sistemas sociales humanos).

 

Fuente de inspiración de Sábados de Los Álamos

El enfoque sistémico, aplicado al campo educativo, contempla la conexión entre los individuos y el contexto: tanto el inmediato, familiar, educativo, entre iguales, como el más amplio y genérico, social, político, religioso, cultural, etc., teniendo en cuenta sus interacciones recíprocas en un constante feedback de comunicación. Esta metodología, en contraposición a la reduccionista, favorece una visión integradora de los fenómenos, capaz de relacionar circularmente las partes y de sustituir los conceptos que hablan de “sumatividad” por aquellos que hablan de “totalidad”. Esta visión, también llamada ecológica, permite ver cómo el grupo (familia, centro, alumnos, etc.) no se adapta a un ambiente dado sino que coevoluciona con el ambiente.

Para poner en práctica el plan se cuenta con dos asesores de primera clase: Doña Mercedes Valcarce, a la que José Luis Pardos (presidente de la Fundación que impulsa este proyecto) conoce desde los años sesenta, catedrática emérita de Psicología del Desarrollo de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid; y Doña Emilia Serra Desfilis, actual Catedrática en la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia en “Psicología del Desarrollo”, experta en psicología sistémica.

Contamos con los siguientes Patronos de la FLA: José Luis Pardos (coordinador del proyecto) Xabier Sánchez de Amoraga, Conde de Campo Hermoso, Doña Mari Cruz Gómez (del Colegio Bilingüe “Virgen del Oro” de Abarán) y los colaboradores Don Francisco Peinado, del mismo colegio, Doña Belén Sánchez Luengo, Documentalista de la UM, Alfredo Jiménez, profesor del SEF y vinculado con la FLA; y Jesús Gómez Montiel, profesional de la comunicación e igualmente vinculado a Fundación Los Álamos, como colaborador.